Reykjavik, la capital más septentrional del mundo